Blog de noticias y comentarios

Entérese de los nuevo. Comentarios, puntos de vista, experiencias, campañas, actividades y formación.

Colabore con nosotros dejando sus comentarios y observaciones*.

16 DE MAYO – DÍA INTERNACIONAL DE LA CONVIVENCIA EN PAZ

Por Ainhoa Marcos Álvarez.

Miembro de Asociación Manabí.

 

Son multitud las acepciones que nos ofrece la RAE de la palabra PAZ, si bien hay dos que llaman especialmente la atención y que van más allá de la obvia (ausencia de lucha armada): la primera es “relación armónica entre las personas, sin enfrentamientos ni conflictos” y la segunda “estado de quien no está perturbado por ningún conflicto o inquietud”. En cuanto a la palabra convivencia, no encierra mayor misterio: “vivir en compañía de otro u otros”. Entonces suponemos que aquí el truco está en lo que cada uno entienda por “vivir”, pero estaremos de acuerdo en la gran diferencia que existe con el término “sobrevivir”, es decir, “vivir con escasos medios o en condiciones adversas”.

 

Por su parte, y ya que el Día Internacional de la Convivencia en Paz fue idea suya, la ONU define convivir en paz como “saber aceptar las diferencias, ser capaces de escuchar, reconocer, respetar y apreciar a los demás, así como vivir juntos pacíficamente”. Añade además en su declaración conceptos tan importantes y profundos como la diversidad cultural y religiosa, las costumbres, el diálogo, la tolerancia, la inclusión, la comprensión o la solidaridad. 

 

Dicho esto, intuimos, o mejor sabemos, que una convivencia pacífica va a resultar harto compleja cuando una parte minoritaria de una sociedad vive, mientras que la gran mayoría de la misma sociedad sobrevive. Entre otras muchas cosas, internas y externas a las propias sociedades, por la clara ausencia de verdaderos espacios de diálogo que partan del ámbito político para dar cabida a todos esos preciosos pero obviados términos.

 

Pero volviendo a las definiciones o, más bien en este caso, a las declaraciones de intenciones, la más relevante es sin duda la referida a Cultura de Paz, recogida en los Acuerdos de Paz de Guatemala firmados en 1996, que reza: “es un modo de vida en el que las personas aplican métodos pacíficos, como el diálogo, la tolerancia y la cooperación en lugar de métodos violentos como las peleas, las amenazas, los gritos, el uso de las armas o la fuerza. Es un ambiente donde las personas puedan desarrollar sus capacidades sin distinción. Donde todas las generaciones contribuyen a construir una mejor nación”. Esta declaración continúa con las cuatro dimensiones en las que la paz se vive: la paz consigo mismo, paz con los demás, paz con la naturaleza y paz espiritual.

 

Claro, la pregunta obvia es: ¿qué ha pasado durante estos veintidós años, desde la firma de los Acuerdos de Paz hasta la fecha de hoy, para que la cultura de paz y la convivencia en paz sean prácticamente inexistentes en Guatemala? Según la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA)1, el término de Estado Frágil (antes Estado Fallido) se emplea cuando un Estado es ineficaz al cumplir las funciones que le han sido asignadas en materia de seguridad jurídica, justicia, transparencia y desarrollo social y económico. Es la capacidad con la que cuenta un Estado para hacer cumplir las leyes de forma uniforme, manifestándose su incapacidad en las altas tasas de criminalidad, corrupción extrema, extenso mercado informal, burocracia impenetrable, ineficacia judicial y situaciones en las que la sociedad actúa de forma independiente porque el Estado no ha realizado sus tareas con éxito. Cualquiera diría en este punto que está hablando concretamente de Guatemala. Lo que FUNDESA sí afirma, es que, de las 12 categorías de medición, Guatemala mejoró levemente en 5 y empeoró en 12 (datos comparativos de 2016 y 2017), lo cual evidencia que el país no ha logrado avanzar de manera significativa2.

 

Si volvemos a echar la vista atrás, veintidós años, en el texto de los Acuerdos de Paz quedan reflejados los orígenes del conflicto armado que duró 36 años, entre ellos: exclusión social y marginación, el uso y posesión de la tierra, la violencia generalizada, la debilidad del Estado en el cumplimiento de sus funciones, el rechazo a la multiculturalidad, el racismo como expresión ideológica y cultural, o los usos y costumbres de los pueblos indígenas. ¿Familiares? Absolutamente. Una vez finalizado el conflicto armado y aún a fecha de hoy, estos son algunos de los conflictos claramente abiertos que sangran al pueblo guatemalteco y para cuya solución no existe voluntad de ningún tipo. ¿Es este un contexto propicio para la convivencia en paz? ¿Puede así la sociedad guatemalteca celebrar este día internacional?

 

Desde la Asociación Manabí Guatemala, creemos firmemente en la capacidad colectiva de transformación, en el poder de las comunidades, del diálogo y del trabajo conjunto. Un trabajo a largo plazo que profundiza en las necesidades básicas, tanto materiales como espirituales, y que tiene muy presente el contexto descrito anteriormente. Pero para hacer esto posible, también apelamos a la responsabilidad institucional, colectiva e individual, pues cada agente que interviene deja su huella, y estos encillamente, contribuyen o limitan la construcción de un futuro más justo, equitativo y, por supuesto, en común.

 

Por lo tanto, sí, feliz Día Internacional de la Convivencia en Paz.  Porque creemos en las personas y en su poder transformador.

 

 

 

1Fundesa http://www.fundesa.org.gt/

2Fundesa datos Guatemala

http://www.fundesa.org.gt/indices-internacionales/estados-fragiles

3Acuerdos de Paz de Guatemala de 1996

https://www.sepaz.gob.gt/images/Descargas/Acuerdos-de-Paz.pdf

 

 

 

El partido político "PODEMOS" otorgó el premio de la 3ª edición del Programa Impulsa en la categoría “Podemos Impulsa”, tras haber sido selccionada la Asociación Manabí por el Consejo Ciudadano Estatal y el Grupo parlamentario de Podemos para recibir una donación de 1.000 € como reconocimiento por nuestra trayectoria y labor social.

Voluntariado, 20 años después.

20 encuentro de voluntariado 2016

04 feb 2016
Añadir comentario

*La Asociación Manabí se reserva el derecho de publicar o no los comentarios que se hagan, cuando los contenidos no sean apropiados y persigan hacer daños o perjudicar a alguien.

Contacto:

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.