Blog de noticias y comentarios

Entérese de los nuevo. Comentarios, puntos de vista, experiencias, campañas, actividades y formación.

Colabore con nosotros dejando sus comentarios y observaciones*.

La solidaridad llega con rostro de mujer.

 

No es casualidad que más del 68% de las personas que se han puesto en contacto o han interactuado en nuestra página de facebook a raíz del terremoto en Ecuador, sean mujeres. El 83% de las personas que han respondido a nuestro llamado para apoyar económicamente y enviar ayuda humanitaria a Manabí, también son mujeres.

 

Desde 1996 la Asociación Manabí empezó a enviar voluntarios y voluntarias a Ecuador, concretamente a la región de Manabí, con el fin de ayudar a la sociedad manabita a salir de la pobreza. El análisis y la evidencia nos llevó a la conclusión de que la mujer era el sujeto más vulnerable, más golpeado por los efectos de la extrema pobreza, la que no tenía acceso a la educación ni a los espacios donde se toman decisiones. Tampoco tenía acceso a la salud, y siempre quedaba a expensas de sus propias posibilidades y de su propia suerte.

 

En el marco de ese análisis nos comprometimos con las mujeres pobres y con sus familias, incluyendo al hombre como un sujeto social que era imprescindible para romper las cadenas de la pobreza, y en cierto modo las ataduras sociales y culturales en general, que provocan la marginación de las mujeres. Desde entonces nuestro andar nos ha llevado a promover una cultura de igualdad y un desarrollo equitativo en la sociedad manabita.

 

El terremoto del pasado 16 de abril provocó un desastre sin precedentes en Ecuador. Miles de familias sintieron cómo su mundo conocido se les venía encima. Sus casas se cayeron, sus bienes se perdieron, muchas personas sufrieron y sufren el dolor de la pérdida de seres queridos, y en medio de ese mundo arrebatado sigue estando la mujer, la misma que a pesar de sus lágrimas ha tenido que apretar los puños y los labios para contener su dolor. Está acostumbrada a ello, aunque no resignada. Eso lo ha aprendido a lo largo de su existencia.

 

En medio del desastre se ve a las mujeres animando y mediando en esa lucha por la supervivencia que ha desatado la crisis por la falta de alimentos, de agua y de certidumbre de qué pasará mañana. En la entrevista que le hice a la señora Reina Barahona, el atardecer del día 20 de abril, nos decía: “las mujeres están ahí, trabajando y dispuestas a entrar a los lugares donde nadie quiere hacerlo, porque las inundaciones o las carreteras no están en buen estado”. La pregunta es: ¿esa disposición y esa entrega en el resultado de la mera costumbre? ¿Es qué acaso las mujeres son más sensibles que los hombres? Las mujeres siempre han estado ahí, detrás de las grandes obras humanas. Simplemente es que a lo largo del tiempo nos hemos negado a verlo con objetividad.

 

Los niños piden pan y agua a sus madres. Éstas buscan y hacen todo lo posible por alimentarlos. Los hombres colocan troncos sobre la carretera para impedir el paso de los camiones con la ayuda humanitaria. Las mujeres extienden la mano para decir: “ayuda, ayuda…” El terremoto saltó sobre los pies de todas las personas y derribo normas y provocó desesperanza. El ejército quita los obstáculos y abre paso para que la ayuda continúe hacia los lugares donde aún no ha llegado, caso de Pedernales y las zonas inundadas. Las mujeres de la Asociación de Mujeres Santa Marta aparecen y se ofrecen para llevar la ayuda a las comunidades alejadas. Son sus compañeras las que han quedado aisladas. Son sus amigas las que esperan con la esperanza de continuar la vida. Son aquellas mujeres olvidadas que revolucionan el mundo y transforman las miserias humanas en solidaridad incondicional. Seguramente porque han aprendido a  ponerse en los zapatos de aquellas con las que han venido compartiendo esperanza a lo largo de muchos años.

 

Sus casas se han caído. La lucha por la supervivencia continuará. El sol seguirá golpeando y levantando los presagios de las enfermedades que muchos no podrán enfrentar con ánimo y condiciones físicas. La lluvia volverá a caer y mojará los cansados cuerpos de los que irán quedando a su propia suerte en un mundo tan injusto como en el que vivimos. Pero las mujeres ya lo han dicho: “levantaremos las viviendas como sea, con trozos de madera, con trapos, con pedazos de lo que sea…”, y procurarán la continuación de la vida como siempre lo han hecho.

 

Las mujeres estarán ahí, donde siempre han estado. En el lado del que padece los efectos de las catástrofes humanas, y en ese lugar donde el dolor y la desesperanza se convierten en solidaridad y esperanza y adquieren rostro de mujer. Nosotros ahí estaremos, y junto a nosotros, todas las personas que quieran acompañarnos. La tarea de cambiar el mundo es de todos, no solamente de la mujer, aunque su rostro sea el que siempre se asome impregnado de una sonrisa muda y un brillo de esperanza en sus ojos, delatando su presencia y guiando nuestros pasos, como suele hacerlo la señora Reina, mientras transita en busca del mundo que persigue desde siempre.

 

Luis Padilla González

Presidente de la Asociación Manabí.

 

Queremos agradecer la respuesta de solidaridad de mucha gente que nos conoce y que sigue confiando en nosotros. 

SEGUIMOS RECIBIENDO APOYO PARA ECUADOR.
¿Porqué apoyarnos?

La RedManabí aglutina a varias entidades y grupos de apoyo en Madrid, Navarra, Venôme, Manabí y recientemente en Guatemala. 

Nuestra experiencia y nuestra trayectoria a lo largo de más de veinte años se sustenta en las acciones que hemos realizado, especialmente en Manabí, Ecuador y Guatemala. Detrás de la RedManabí hay muchas manos, muchos nombres y muchas intenciones de cambiar la situación de pobreza que afecta  a miles de personas. Queremos dar las gracias a todas esas personas voluntarias y colaboradoras que están difundiendo las noticias y las solicitudes de apoyo económico para enfrentar la catástrofe en Manabí, provincia ecuatoriana que da nombre a nuestra entidad.

Queremos dar las gracias por las donaciones que están llegando de personas particulares. También queremos agradecer todo el apoyo que estamos recibiendo de parte de entidades como SETEM MADRID-CASTILLA LA MANCHA, ENFERMEROS PARA EL MUNDO, Y MENSAJEROS DE LA PAZ, entidades que han depositado toda su confianza en nosotros. Agradecemos enormemente esa confianza para conducir y coordinar en el terreno las acciones de emergencia. 

Sabemos que de aquí a unos días habrá que empezar a reconstruir las economías familiares en Manabí y demás zonas afectadas por el terremoto, habrá que emprender la dura tarea de reconstruir viviendas, realizar campañas de saneamiento y atención médica, así como prestar mucha atención a la asistencia psicológica de las personas que tendrán que enfrentar el duelo por la pérdida de sus seres queridos. Para poder atender estas necesidades requeriremos de todos los recursos que podamos conseguir. Esperamos seguir contando con vuestro apoyo.

Gracias a todo el mundo.

 

CARTA ENVIADA DESDE PORTOVIEJO POR LA ASOCIACIÓN DE MUJERES SANTA MARTA, MIEMBRO DE LA REDMANABÍ, AYER A LAS 20:00 HORAS DE ECUADOR.

Hola compañeros y compañeras.
Desde la Asociación de Mujeres Santa Marta queremos informarles de la situación tan grave que vive nuestra provincia de Manabí.

En primer lugar comunicarles que D. Alfredo y la Sra. Reina se encuentran bien. Las comunicaciones en este momento son muy difíciles puesto que no hay energía eléctrica, dificultando la conexión de cualquier dispositivo como móviles y ordenadores. El servicio de agua está restringido.

Nuestra provincia de Manabí, en la que muchos de ustedes aportaron su trabajo voluntario, se encuentra gravemente afectada. La situación que se vive en este momento es de absoluto dolor, un sentimiento profundo de pérdida, tanto de familiares, amigos o gente conocida, como de viviendas.

En este momento estamos realizando una primera evaluación de los daños, puesto que muchas de nuestras mujeres han perdido el lugar donde desempeñaban su trabajo:

- Pedernales es la zona más afectada por el terremoto, lugar en el que tenemos un grupo de mujeres y donde se realizan diferentes proyectos. Ellas lo han perdido todo.

- Portoviejo ha quedado en una tercera parte destruido, sobre todo la zona centro. La pérdida en los pequeños negocios es alta. Más de 300 familias se han visto afectadas directamente y la reconstrucción será lenta y costosa.

- En la ciudad de Manta, una de las guarderías que atiende a niños ha sufrido graves daños en la estructura y se han perdido la mayor parte de los materiales. En esta ciudad son múltiples las personas desaparecidas y muchas familias han quedado sin vivienda.

Días atrás, las fuertes inundaciones registradas en la Parroquia de Calderón (Portoviejo), ocasionaron graves pérdidas en una de las guarderías que lleva la Organización, quedando totalmente inutilizable todo el material que en ella se encontraba (electrodomésticos, colchones, mobiliario, material didáctico, etc). 

La empresa solidaria de alimentación (creada para dar trabajo a las mujeres) y ubicada en el mismo lugar también sufrió daños importantes en la estructura. Perdimos todas las herramientas para su funcionamiento.

Ambos destrozos han dejado sin trabajo a muchas de nuestras mujeres, acentuando aún más su problemática económica después de haber perdido toda su cosecha agrícola, medios por los cuales subsisten.

Informarles que durante el día de hoy se ha comenzado con la repartición de la ayuda que ha empezado a llegar, para mitigar parcialmente el problema de desabastecimiento de agua potable y alimentación.

Conociendo los lazos de solidaridad y amistad que por más de 25 años nos han unido en diferentes acciones y proyectos, queremos informarles de nuestra situación y hacer un llamado para pedir toda la colaboración que puedan dar. En este momento de emergencia necesitamos más que nunca cualquier tipo de ayuda posible para poder hacérsela llegar a los más afectados. Por ello ponemos a disposición nuestra cuenta de España, desde donde se gestionará la recepción de los donativos por la Asociación Manabí:
CUENTA IBAN: ES55 – 2038 1033 43 6000663487

Muchas gracias por seguir apoyándonos en este momento tan duro y difícil, y muchas gracias por ayudar a construir un mundo mas solidario. No perdemos la alegría de vivir.

Asociación de Mujeres Santa Marta

Todas las imágenes han sido enviadas por nuestros colaboradores y amigos desde Manabí, Ecuador. Gracias por el envío.

TERREMOTO EN ECUDOR,

UN SUCESO QUE NO HAY QUE DEJAR DE LADO.

 

Han pasado más de dos días desde que tuvo lugar el sismo que destruyó gran parte de varias ciudades en Ecuador, especialmente en la región de Manabí. El número de afectados sigue aumentando. Hasta ayer a las 14:00 horas había 366 personas fallecidas y varios cientos de desaparecidos. Las acciones de rescate continúan sin detenerse gracias a la labor de grupos especializados.

En las ciudades de Manta y Portoviejo la destrucción ha sido severa, pero aún más en Pedernales, lugar frente al epicentro.

Los habitantes han empezado a sufrir las consecuencias de la carencia de agua, de alimentos y de certeza. Nadie sabe en qué momento puede terminar de perderlo todo. Días atrás, en poblados como Calderón, a quince minutos de Portoviejo, las inundaciones ya habían provocado la pérdida de cosechas.

Ayer logramos entrevistar a varias personas y los relatos son bastante descriptivos de una situación difícil de soportar. Los comercios han cerrado y el desabastecimiento de alimentos empieza a provocar miedo a los saqueos.

La ayuda de emergencia es importante y debe darse pronto. Hay entidades e instituciones que ya se han involucrado y están prestando ayuda. Esa es una buena noticia. En nuestro caso, la ASOCIACIÓN MANABÍ es una entidad que lleva trabajando 20 años en la región. Conocemos de primera mano la situación de pobreza, las carencias de las personas y las familias, pero también conocemos sus potencialidades. Hemos logrado poner en marcha desde 1996 un modelo de desarrollo que el propio gobierno ecuatoriano a través del Ministerio de Inclusión Económica y Social está replicando en el país. Trabajamos con más de diez mil mujeres y nuestras acciones han logrado llegar a  más de 130 mil personas. La gente nos conoce en toda la provincia.

En estos momentos, la experiencia es lo que cuenta, así como la efectividad de las acciones. Ahora mismo hay muchas ONGS que con mucha seriedad e intención están tratando de hacer algo para ayudar. Sin embargo, esas acciones, de no hacerse en el marco de una plan de recuperación integral y de forma conjunta, pueden quedar en nada. Nosotros sugerimos que las acciones de ayuda y de recuperación en Ecuador, y especialmente en Manabí, tengan como objetivo no solamente paliar la urgencia, sino crear las condiciones para una recuperación que será necesaria dado el grado de afección en la zona. No queremos que después de dos semanas de noticias todo esto quede en el olvido.

La Fundación Santa Marta y la Arquidiócesis de Portoviejo están metidos de lleno con todos los medios disponibles en la ayuda inmediata, pero también están organizando lo que será el proceso de recuperación y de reactivación de la economía. Las personas han perdido gran porcentaje, si no todo, de sus bienes. La pobreza continuará cebándose con los más débiles y para dar solución real a las consecuencias del terremoto hará falta una alianza entre todas las entidades y ONGS que quieran participar en la reconstrucción de Manabí, así como de todos los lugares afectados. No caben ahora acciones aisladas. Solidarizarse con Ecuador y con la gente afectada no es solamente dar la noticia y colocar un número de cuenta para que las personas sensibles donen una cantidad de dinero. Es participar. Por eso volvemos a hacer un llamado a quienes quieran colaborar con nuestra entidad. No somos una ONG con infraestructura ni medios para pedir por televisión. Tampoco salimos en las noticias de las grandes cadenas de los medios de comunicación. Somos una entidad que está ahí, en el terreno, desde hace muchos años, y que vivimos con la gente que está sufriendo los efectos de esta tragedia. Las personas de las comunidades nos conocen por nuestros nombres. Hemos comido en sus casas, hemos caminado juntos en el difícil trayecto de querer cambiar la situación de pobreza, y formamos una cadena social que merece la pena ayudar.
 
Asociación Manabí.
19 de abril de 2016.

Voluntariado, 20 años después.

20 encuentro de voluntariado 2016

04 feb 2016
Añadir comentario

*La Asociación Manabí se reserva el derecho de publicar o no los comentarios que se hagan, cuando los contenidos no sean apropiados y persigan hacer daños o perjudicar a alguien.

Contacto:

ASOCIACION MANABI
Calle Joaquin Turina 46 D
28044 Madrid

Teléfono: 675274964 / 675274963

De Julio a Octubre solamente atendemos en el 675274963 de 15:00 a 20:00 horas.

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.